agosto 28, 2007

SOBRE LAS MANOS DE LA CAUSA DE DIOS
Ayadi-yi Amru'llah

Fecha: Miércoles, 19 de Agosto de 1998
De: Centro Mundial Bahá'í
A: Peter R. Smith
Asunto: Adjunto a la carta fechada el 11 de agosto de 1998
MEMORANDUM
A: La Casa Universal de Justicia:
Fecha: 11 de agosto de 1998
De: Departamento de Investigación

Fadil Mazandarani

El Departamento de Investigación ha considerado la pregunta sobre el rango de Fadil Mazandarani elevada por el Dr. Peter R. Smith en su mensaje de correo electrónico del 7 de junio de 1998 a la Casa Universal de Justicia. Específicamente, el Dr. Smith busca información sobre si Shoghi Effendi nombró o no a Fadil Mazandarani Mano de la Causa de Dios. Nosotros proporcionamos el siguiente comentario.

A modo de introducción nosotros deseamos notar que la lista de Manos de la Causa de Dios en "The Bahá'í World", volumen XIV, conteniendo los nombres de aquellos creyentes designados como Manos de la Causa es claramente apoyada por la evidencia que estaba disponible en el momento de la recopilación de la lista.1 En el caso de las Manos nombradas por Shoghi Effendi, por ejemplo, la lista incluye sólo aquéllos cuyo nombramiento estuvo acompañado por un público y oficial anuncio al mundo Bahá'í.

Investigación adicional detallada será requerida para determinar si podrían identificarse otros individuos como Manos de la Causa. En este sentido es interesante reflexionar sobre la siguiente declaración de una carta fechada el 19 de abril de 1947 escrita en nombre de Shoghi Effendi en respuesta a una pregunta sobre las referencias a las Manos de la Causa contenidas en "God Passes By", página 195 y páginas 328-329:2:

Las Manos de la Causa, de los días de Bahá'u'lláh, serán conocidas por los amigos por nombre cuando la historia de la Causa en Persia y el Cercano Oriente esté escrita y disponible. En opinión del Departamento de la Investigación, las condiciones dadas por el amado Guardián no se han reunido hasta ahora. Igualmente, la posición de los creyentes que podrían haber sido designados por Shoghi Effendi como Manos de la Causa pero cuyos nombres no se anunciaron públicamente a los amigos es una cuestión que requiere investigación extensa.

El Departamento de Investigación ha emprendido un estudio muy preliminar de algunas de las cartas escritas por Shoghi Effendi a individuos en las que el destinatario es llamado Mano de la Causa. La complejidad del problema es ilustrada por los ejemplos siguientes:

- Martha Root
En una carta fechada el 19 de abril de 1925 dirigida a Martha Root, Shoghi Effendi se refiere a ella como "una poderosa mano de la Causa de Bahá'u'lláh". En el momento de su fallecimiento, el Guardián confirmó su rango como Mano de la Causa.

Su cable, fechado el 2 de octubre de 1939 a la Asamblea Espiritual Nacional de los Estados Unidos y Canadá, dice:
INNUMERABLES ADMIRADORES DE MARTHA A LO LARGO DEL MUNDO BAHÁ'Í LAMENTAN CONMIGO EXTINCIÓN TERRENAL SU VIDA HEROICA. CONCURSO EN LO ALTO ACLAMA SU JUSTA ELEVACIÓN POSICIÓN GALAXIA DE INMORTALES BAHÁ'ÍS. POSTERIDAD LA ESTABLECERÁ COMO PRIMERA MANO QUE TESTAMENTO DE 'ABDU'L-BAHÁ HA LEVANTADO PRIMERA CENTURIA BAHÁ'Í.3

- Abdu'llah Mutlaq
En una carta fechada el 30 de diciembre de 1931 al Sr. Abdu'llah Mutlaq, el Guardián se refiere a él como un miembro del augusto cuerpo de las Manos de la Causa. El Sr. Mutlaq falleció a inicios de 1951 cuando Shoghi Effendi empezó a nombrar Manos de la Causa vivientes. En el momento de su fallecimiento, Shoghi Effendi no hizo un anuncio público concerniente al rango del Sr. Mutlaq. La única referencia a este asunto se encuentra en la carta dirigida personalmente al Sr. Mutlaq.

- Amelia Collins
Amelia Collins fue designada como una Mano de la Causa en 1947, pero el nombramiento no fue hecho público hasta diciembre de 1951. En una carta del 14 de enero de 1947 escrita en nombre del Guardián a la Señora Collins, su secretaria declara:

Él quiere hacer claro a usted que cuando él dijo, en su reciente cable,4 que su ejemplo podría bien ser emulado por las nueve Manos de la Causa, quienes en el futuro serán escogidas especialmente para servir al Guardián, él quiso decir que los mismos servicios que usted ha rendido recientemente a la Causa, debido a su naturaleza y su asociación íntima con él, son del tipo del cuál cada uno de esos nueve podría bien ser llamado a rendir. Así que usted se ve no sólo digna de ser una Mano de la Causa, sino que ha dado un servicio que normalmente sería realizado por este selecto cuerpo de nueve.

Shoghi Effendi añadió a esta carta el siguiente mensaje con su propia letra:
Con un corazón inundado con profunda gratitud estoy escribiéndole ahora estas pocas líneas para reafirmar los sentimientos, expresados últimamente en varias ocasiones y en varios telegramas, de cordial e inadecuada admiración por sus magníficos servicios, dados en circunstancias tan excepcionales y difíciles que los hace doblemente meritorios a la vista de Dios. Usted ha cumplido la tarea que yo me sentía inclinado a imponer sobre usted de un modo que merece la alabanza del Concurso en lo Alto. El alto rango que usted ocupa ahora y qué ningún bahá'í desde el fallecimiento del Maestro ha poseído en propia vida alguna vez, ha sido conferido solamente en reconocimiento de los copiosos servicios que usted ya ha dado, y no es, en absoluto, pensado para ser un estímulo o aliciente en el camino de servicio. De hecho, el carácter de este último y altamente significativo servicio que usted ha dado la sitúa en la categoría de los Nueve Elegidos quienes, a diferencia de las otras Manos de la Causa, serán asociadas directa e íntimamente con las custodias y responsabilidades del Guardián de la Fe. Me siento verdaderamente orgulloso de usted, estoy muy cerca de usted, y admiro más profundamente que antes el espíritu que la anima. Que el Amado la recompense, tanto en este mundo y el próximo, por su verdaderamente ejemplar realización.5

- Fadil Mazandarani
Los Archivos en el Centro Mundial Bahá'í no tienen una copia de la carta fechada el 16 de enero de 1932 escrita en nombre de Shoghi Effendi a Fadil Mazandarani en la cual él es aparentemente llamado una Mano de la Causa. Sin embargo, como era su costumbre, el Guardián proporcionó instrucciones escritas a mano a su secretaria persa especificando lo que debía ser dicho en la carta que la secretaria redactaría. Estas notas escritas a mano se han examinado y confirman la referencia al Sr. Mazandarani como una Mano de la Causa. Sin embargo, cuando Shoghi Effendi oficialmente designó a las Manos de la Causa desde 1951 en adelante, él no nombró al Sr. Mazandarani, quien vivía durante todo el período, y quién falleció en diciembre de 1957. Como en el caso del Sr. Mutlaq, la única referencia al asunto del rango de Fadil Mazandarani ocurre en la carta personal del Guardián a él.

Como se mencionó anteriormente, la determinación final acerca de si otras personas podrían o no designarse como Manos de la Causa requerirá muchas cuidadosas y detalladas investigaciones, algunas de las cuales, sin duda, requieren acceso a los materiales de los archivos en Irán que no son actualmente accesibles. Los ejemplos que nosotros proporcionamos son simplemente para ilustrar la complejidad de la tarea y algunos de los problemas involucrados. Por ahora, la Casa Universal de Justicia, en un memorándum fechado el 1 de abril de 1979, ha indicado que los nombres adicionales no deben ser incluidos en la lista de las Manos de la Causa.

1. "The Bahá'í World" (Haifa: The Universal House of Justice, 1974), vol. XIV, pp. 445-458.
2. "God Passes By" (Wilmette: Bahá'í Publishing Trust, 1987).
3. Cf. "Messages to America: Selected Letters and Cablegrams Addressed to the Bahá'ís of North America, 1932-1946" (Wilmette: Bahá'í Publishing Committee, 1947), p. 30.
4. The text of the cable is in Ruhiyyih Rabbani's "The Priceless Pearl" (London: Bahá'í Publishing Trust, 1969), pp. 258-259.
5. Excerpts from this letter are published in "The Bahá'í World", vol. XIII (Haifa: The Universal House of Justice, 1970), pp. 838-839.

3 comentarios:

· dijo...

Siempre tan sabio, amigo Husayn, un fuerte abrazo y gracias por tus estudios y comentarios.

Fernando. Halconreal. Spain.

Husayn Villar dijo...

Muchas gracias por tu visita, querido Fernando.
Debo aclarar que esto es un memorandum del Departamento de Invvestigación, ni único chispazo de lucidez fue publicarlo aquí :-)

Anónimo dijo...

I seldom leave comments on blog, but I have been to this post which was recommend by my friend, lots of valuable details, thanks again.